miércoles, 13 de mayo de 2020

CRISIS? QUÉ CRISIS?

No hay descripción alternativa para esta imagen

Supertramp editó un álbum en 1975 titulado "Crisis? What Crisis?" La portada del álbum es muy significativa: un hombre toma el sol en una silla de playa con una sombrilla rodeado de escombros y basura en pleno caos. En estos momentos de búsqueda de oportunidades sería buena ocasión de una re edición. Lo que no me parece tan claro es el oportunismo de bola de cristal para adivinar el futuro de agoreros y futurólogos, pues lo único que hay cierto es lo que vivimos ahora y como mucho el recuerdo de lo que se pudo hacer. Ya que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, preveo que volveremos a tropezar. De Santa Bárbara nos acordamos cuando truena. Y ahora echamos de menos no haber reindustrializado cuando hubo oportunidad. Ya vueltos a tropezar seguiremos con la apuesta de ladrillo y turismo como motores de la economía. Ahora que la temporada turística de este año se ha ido a tomar viento fresco, veremos como se salvan miles de € y por ende sus puestos de trabajo. Mientras adoremos a los visionarios. Ellos tienen la llave del nuevo tropiezo. Así que el próximo verano a tomar el sol entre los escombros de lo que pudo haber sido y no fue. hashtagoportunidad hashtagcambio hashtagcrisis hashtagreconversion






domingo, 10 de mayo de 2020

LA NUEVA NORMALIDAD ES UN OXÍMORON

Perderemos los aromas, se atrofiarán los sentidos y quedarán como el coxis, cual órganos vestigiales. Las calles no huelen a polución ni a fritanga de calamares ni pescadito frito. Aún se agradece encontrar un rincón donde orinan los perros que otorgan señal de vida orgánica. Ya no hay tascas donde se derrama el vino y el vermouth se agría añejo en sus barricas. Se acabaron los cachopos, las fabes, las paellas con 🦐🦐, el cocido madrileño, la escudella, las papitas arrugás y el cous cous de Hakim. Lugares donde la gente quedaba por el puro placer de quedar a tomar unas 🍻🍻 serán historia. Vivimos delante y detrás de una pantalla, de plasma o de plástico, da igual. Al igual que en las ficciones distópicas, envasados al vacío del distanciamiento y la desinfección. ¿Será esta la nueva normalidad? No sé lo que es normal, sólo lo que se mantiene entre los márgenes pautados. Más que normalidad será necesidad de adaptación por instinto de supervivencia. Veremos con nostalgia extrañados fotos del año 2019 y diremos qué ignorantes éramos, si hasta nos abrazábamos sin profilaxis ni protección. Como el que ve ahora fotografías antiguas con patillas o pantalones de campana. Lo único que se hará normal es que la realidad siempre acaba por superar cualquier ficción.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Publicado originalmente en Linkedin el 19 de abril de 2020

miércoles, 6 de mayo de 2020

¿POR QUÉ FALLA RECURSOS HUMANOS? UN RECOPILATORIO IMPAR

Dicen que para resolver un problema lo primero que hay que hacer es reconocer que tienes un problema. Y la función de Recursos Humanos tiene muchos problemas, tanto internos como externos, que hacen que su labor muchas veces no sea apreciada ni reconocida, mas bien despreciada.
Saliendo de mi línea irónica habitual, esta semana me dedicaré a levantar la mano, reconocer que tenemos más de un problema y exponer cuales son desde mi punto de vista los grandes fallos que hacen que no se tenga una buena percepción de los RRHH y por ende de sus profesionales.
FALLO Nº 1. NO HABLAR EL IDIOMA DEL NEGOCIO.
Si no estás ante, con, de, desde, en, entre, hasta, hacia, para, por, sobre y tras de las operaciones del negocio que son las que traen los €,$ etc (no olvidemos que hay una cuenta de P&L), la función de rrhh no sirve de nada
Si no hablamos el mismo idioma de la fabricación, la logística, la distribución, el punto de venta, las necesidades del cliente, el producto, la marca, costes etc. dedicarnos a hablar de #alwayspeoplefirst, lo primero son los empleados, employee centrity, employer branding se convierte en palabras huecas. A falta de ese pilar central, el edificio de RRHH se derrumba y cero credibilidad.

FALLO Nº 2. NO SABER MANTENER EL EQUILIBRIO
Quien trabaja en RRHH suele escribir cosas como que su pasión son las personas y otras perlas por el estilo. Puede ser que sea su pasión, pero también son su tensión y las que le pueden hacer caer.
Cuando trabajas para una organización, da igual que sea como cliente interno o externo como consultor, tienes que saber y tener muy claro que tienes DOS FUERZAS que luchan una guerra ancestral
> Por un lado la de los líderes, empresarios, CEOS que parecen tener siempre una insatisfacción sobre los resultados y el desempeño de los empleados
> Por el otro la de los empleados enfurruñados diciendo que los explotan, que para lo que les pagan yo no hago más...
Te ves ahí en medio, por un lado debiendo honores al que te paga y por otro viendo las necesidades de mejora por el bien de todos. Y si te pones del lado de uno malo, y del otro, peor.
El equilibrio consiste en hacer ver y entender que ni somos los sicarios de unos ni los ángeles de la guarda de otros. Que venimos a mediar y resolver problemas enquistados, que ni unos ni otros son tan malos como lo pintan y que ambas partes necesitan entenderse y colaborar por un bien común en beneficio de todos. Si no ya sabes, te caes


FALLO Nº 3. ENTRAR EN GUERRAS DE PODER
Batallita introductoria. Cuando era pequeño al único sitio que nos podían mandar de campamento era en la OJE, cuyo lema era "Vale quien sirve"
Sin entrar a valorar su connotación política actual, el lema da para mucho, pues el que no entiende que la función de RRHH es una labor de servicio transversal a toda la organización y se pierde en guerras de poder, está perdido.
Siguiendo con el fallo nº 1 de no hablar el idioma del negocio, este valor de dar servicio es el que le otorga sentido a hablar el idioma del negocio. De hecho pienso que tendrían que formarnos como Da Vinci, en todas las artes, ingenierías, economía para abarcar el servicio correcto a toda la organización.
Estas guerras de poder no sólo suelen estar perdidas de ante mano, sino que suponen un desgaste brutal a la función y es por eso que mi experiencia me dice que suele ser el departamento que se crea al último, pues el Gerente le suele costar soltar esa área al ver RRHH como un enemigo que le quita poder.
Ese error, pensar que gestionar personas acarrea poder, al que si entra la función de RRHH, hace que pierda su vocación de servicio. Y no todos sirven ni valen para servir
FALLO Nº 4. ENAMORADO DE LA MODA JUVENIL
Hace unos veinticinco años, cuando la función de RRHH todavía estaba generalizada como de Personal, uno de mis jefes decía constantemente que teníamos que salir de la caverna y hacer más marketing de RRHH. Tenía razón, entonces eramos una función oscura más anclada en la administración de personal, las RRLL y poco más.
Veinticinco años después lo que sucede es al revés. Nos hemos pasado de frenada y se hace demasiado marketing hueco, demasiados eventos basados en la tendencia del momento, donde se hace mucho ruido y pocas nueces.
Tal vez por el exceso de altavoces de las RRSS como esta, de todo tipo de eventos se exhibe a los cuatro vientos la última moda juvenil, de un futuro que hace 30 años ya estaba aquí, y mientras dándole vuelta a lo mismo de los mismos gurús sin evidenciar eficiencia del predicado. Charlas, eventos, mesas redondas por doquier, para hablar de lo mismo, en algunos casos de temas milenarios disfrazados de tendencia.
Y aplicar una tendencia cortoplacista sin estrategia ni tener asentada unas bases hace que se pierda la credibilidad. Sólo efímero como la moda juvenil.
FALLO Nº 5. EN BÚSQUEDA DEL MIRLO BLANCO
Ni mirlos blancos, ni unicornios azules ni rinocerontes rosas. Si esto va de personas no hay seres mitológicos ni candidatos ni empleados perfectos.
Normalmente aplicada a la selección y el reclutamiento la expresión del mirlo blanco, pero se puede aplicar a prácticamente a todas las áreas.
No hay planes de formación perfectos que sirvan de píldoras mágicas y al día siguiente la empresa funcione al 200%. Tampoco hay sistemas de compensación y beneficios que vayan a subir la motivación a límites estratosféricos, ni de conciliación ni de cómo ser "felicaces".
Gestionar personas, como he dicho varias veces, supone gestionar el todo; lo bueno, lo malo, lo factible y lo irrealizable. Un sistema de gestión del desempeño puede encajar muy bien en una empresa por su cultura y en otra ser una castaña pilonga.
Tampoco nos volvamos locos con querer medirlo todo; porque hay que hablar el idioma del negocio, pero hablando de personas 2 más 2 no siempre es 4. Mucho menos hacer cábalas y fórmulas magistrales sobre intangibles como la ética y los valores. Por mucho que queramos no se pueden medir. O si no seguimos viviendo en los mundos de Yupi.

FALLO Nº 6. PRETENDER OFRECER RESULTADOS PARA AYER
Pedir resultados inmediatos es ya un mal endémico de la sociedad que lo quiere todo para ya y donde la paciencia y perseverancia parecen ser unos de los valores en decadencia.
De eso no se libra ni RRHH ni ninguna otra función empresarial, ni casi ninguna persona.
Pero al igual que no hay mirlos blancos, ni elefantes rosas ni unicornios azules, no hay pócimas mágicas ni píldoras de la inmediatez. Trabajar con personas que somos tejido vivo, unido a los prejuicios y la consabida resistencia al cambio, requiere tiempo.
No hay curso formativo, ni cualquier otro modelo de cambio cultural que sea fast food. Por lo menos en personas, aunque les queramos etiquetar con nuevos términos como procesos ágiles o algo similar.
Es un proceso más similar al de un agricultor; plantar semillas, abonar, regar, cultivar, podar, quitar malas hierbas, usar pesticidas (preferiblemente orgánicos) y a esperar la cosecha.
Pretender ofrecer resultados rápidos, instantáneos cual gragea soluble es una falacia cultural y organizativa. Se puede ir rápido, intentar acelerar el proceso, pero la cosecha siempre hablando de personas, requiere su tiempo

FALLO Nº 7. OLVIDARSE DEL TODO
Y no me refiero a ser olvidadizo, que para eso ya tenemos cada uno nuestras lagunas de memoria.
Es no tener visión del todo, del conjunto íntegro de la persona en el proceso productivo y de no abarcar el conjunto de sus necesidades y encaje.
Esto no va de hard skills vs soft skills. Ambas son necesarias, ambas suman y ambas se complementan. No se trata sólo de formar en las habilidades soft y en motivación pues no hay nada más peligroso que una persona hiper motivada que no sabe hacer la O con un canuto.
Se trata de cubrir las necesidades de la empresa, definir puestos, procesos, de seleccionar, formar, de valorar correctamente su evolución y su desempeño, y si no encaja, poder decir que este no es tu sitio, porque todas las relaciones, hasta las laborales, tienen un fin
Va de la seguridad física e higiénica mental de los empleados, de la seguridad jurídica de ambas partes para que nadie tome el pelo ni abuse del otro que de por bueno lo tome por tonto, ni empleado ni empleador, de dar las mejores oportunidades y calidad de vida, de respetar los espacios temporales para que se trabaje para vivir, no se viva para trabajar

Del TODO de forma holísticaDe la persona íntegra

-----------------------------------------------------------------------------
Publicado originalmente en LinkedIn el 8 de marzo de 2020

domingo, 3 de mayo de 2020

BEETHOVEN EN EL PARO

Se cumplen 3 años desde que hice esta publicación en LinkedIn. Debido a los acontecimientos en los que estamos inmersos en estos momentos un tanto convulsos, no ha perdido ni un ápice de su vigencia. 



Al igual que desde hace unos años se puso de moda crear gin tonics de los sabores más rimbombantes, que como una vez oí a un humorista, eran auténticas ensaladas de pepino, he decidido meter todo lo que veo y compruebo que está sucediendo en estos momentos en el área de recursos humanos, las tendencias, los nuevos conceptos, cómo se comporta el mercado de trabajo etcétera y hacer cócteles. Así cogiendo un poco de allí, una pizca de allá, un poco de imaginación y todo a la coctelera, agitamos y a ver si sale algo nuevo.
El coctel de hoy está cargado de distintas tonalidades de sabores ácidos, con esencias picantes que producen un regusto amargo en el paladar (¿serán las burbújas de la tónica o el chile?). Lo he llamado Beethoven en el Paro.
Primer ingrediente. Una profesión innecesaria. ¿Quién contrata a un músico aunque sea su pasión? Aunque durante su carrera haya desarrollado una gran cantidad de competencias troncales y transversales, como sentido de trabajo armónico en equipo, liderazgo como director de orquesta, planificación y constancia en el ensayo hasta su perfecta ejecución, creatividad como compositor... Mucho hablamos de la creatividad, de ponerse distintos sombreros, de salir constantemente del área de confort, como demostró incluyendo un coro en el 4º movimiento de la 9ª sinfonía, pero pocos, creo que ninguno, músico profesional es contratado por las empresas a tenor de las competencias que han desarrollado por el aprendizaje y ejecución musical.
Segundo Ingrediente. Personalidad. Beethoven tenía un carácter de mil demonios. Era rudo y tosco con sus colaboradores, exigente hasta la extenuación. Lo que hoy llamaríamos un Lider Tóxico, incluso con tendencias suicidas como dejó escrito en alguna carta. En un mundo empresarial como el nuestro super cool, happy flower y chupipandi, poca cabida tendría una persona de estas características.
Tercer Ingrediente. Edad. Aunque destacó muy joven como pianista e incluso destacó como precoz compositor -su primera composición fue a  los 11 años-, su obra cumbre fue terminada con 53 años. Todo un carcamal para nuestro mercado de trabajo actual donde la edad se ha convertido en una lacra, convirtiendo las calles en un auténtico cementerio de elefantes.
Cuarto Ingrediente. Estética. Sin comentarios, pero como todo genio, el patrón estético no era para él un valor esencial. Y hoy la imagen lo es todo, o casi todo.
Quinto Ingrediente. Sordera. ¡Un discapacitado! ¡Hasta ahí podríamos llegar! Aunque la sordera, perdón, carencia auditiva, fue evidente desde su juventud, incluso se duda si fue la gran causa de su permanente mal carácter. Esto no le impidió crear en su cabeza algunas de las obras con mayor repercusión en la historia de la música.
Hay más motivos para pensar que el creador del Himno a la Alegría, actual himno de la Unión Europea, si viviese hoy estaría desempleado. O sería autónomo mal vendiendo sus composiciones en plataformas de distribución musical por internet.
Pero esto es lo que tiene la era de la gestión del talento: mucha literatura y lo primero que hacemos es descartarlo por no encajar en los patrones socialmente admitidos.
--------------------------------------------------------
Publicado originalmente en LinkedIn el 4 de mayo de 2017





viernes, 17 de enero de 2020

MODUS VIVENDI

FILOSOFIA DE VIDA 


Hay gente que para encontrar su máxima inspiración y elevar su yo más profundo necesita: 

*Irse de retiro espiritual a un templo budista tibetano 
* Encerrarse dos años en un monasterio cistercience 
* Subir a lo alto de una montaña y convertirse en asceta heremita 
* Estilitas de traje de Armani en el piso 120 de su torre empresarial 
* Practicar mindfulness y yoga a temperaturas inhumanas 
* Correr ultramaratones de 7 días sin parar ni para evacuar 
* Inocularse via intravenosa frases motivacionales de Paulo Coelho.

Yo soy mucho más terrenal, pues mi padre en su perfecto latín de seminarista de post guerra, siempre me decía: Primum vivere, deinde philosophare (Primero vivir, luego filosofar). Así que reduzco todas las prácticas anteriores a ir con mi chica a una terracita soleada de un bar sin grandes pretensiones gastronómicas un precioso domingo mediterráneo y encuentro la inspiración en las servilletas de papel. 


Mundano y sabroso. 🍻🍻 y 💓. Perfecta combinación. #Hearthunter

Publicado originalmente en Linkedin el 22 de Noviembre de 2017

DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

OBSTINADO EN MI ERROR


Buscar trabajo es un trabajo. Un tópico, ya lo sabemos, pero no por ello exento de sabiduría. Si no te esfuerzas y te disciplinas como en cualquier otro trabajo, este no va a venir a llamar a la puerta de tu casa. 

Caer en el desánimo es fácil:

-Ya he hecho el curso de búsqueda efectiva de empleo del ayuntamiento y nada. 
-Me he dado de alta en todos los portales de empleo. Nunca encuentro ofertas de mis cualificaciones.
-Me han revisado el CV 25 profesionales de cómo hacer el CV perfecto y sigue siendo imperfecto. 
-Tengo más de 40 y ya sabemos que a los de más de 40 nadie los contrata. 
- Me he abierto un perfil en LinkedIn, a ver qué pasa. Un Consultor de empleo me ha dado para conectar. ¡Qué bonito! ¡Anda si hay un chat! 
- Ya nadie valora la experiencia, los Millenials nos han comido el terreno.
- Voy a hacer un curso de emprendedores porque tengo una idea fantástica que sólo se le ha ocurrido a tres millones de personas antes que a mi. 




Y  yo sigo obstinado en mi error. 

#Hearthunter

BSO del 21/11/2017 OBSTINADO EN MI ERROR Juan Perro Álbum. La Huella Sonora. 1997

Publicado originamente en #Linkedin el 21 de Noviembre de 2017

jueves, 9 de enero de 2020

SOBRE EL TRABAJO Y LA FELICIDAD

LAS VACAS FELICES


Soy consciente de que no descubro el fuego ni la rueda, pero algo me ronda en la cabeza últimamente y ya no es mi predisposición genética de ir a contracorriente. ¿Por qué tanto interés en que seamos felices en el trabajo? Pues para que seamos Vacas Felices.


Según un artículo del año 2012 ya hay en Madrid granjas que crían vacas en el más estricto COW CONFORT. Estas granjas crían vacas en las mejores condiciones, disponen de camas individuales de agua o fieltro y almohadas, el ordeño se produce tres veces al día con música clásica de ambiente y los cubículos cuentan con masajeadores. 


Dudo mucho que estos adorables bóvidos ordeñables aprecien cual melómanos la belleza de la obra de Mozart, pero ¿qué más da si producen más y mejor? 


Ya puestos, si el experimento ha sido positivo con vacas ¿por qué no aplicarlo a las personas? Tenemos muchas cosas en común: ambos somos mamíferos a los que se les puede sacar el máximo rendimiento. 


Así que de aquí en adelante para ser productivos olvidaros de una buena formación profesional y dedicaros a tocar el ukelele y mucha meditación. Aunque te estén ordeñando hasta el tuétano y te hagan sentir inhumano. 


Pero eres feliz, que es lo importante.




Publicado originalmente en LinkedIn el 1 de Septiembre de 2017

CRISIS? QUÉ CRISIS?

Supertramp editó un álbum en 1975 titulado "Crisis? What Crisis?" La portada del álbum es muy significativa: un hombre toma el sol...