jueves, 9 de enero de 2020

SOBRE LA GENIALIDAD Y EL TALENTO

GENIALIDAD 


Beethoven y Goya eran sordos. 

Bach, Saramago, Borges, Ray Charles y Stevie Wonder, ciegos. 


Winston Churchill sufría severas depresiones al igual que Hemingway, Edgar Allan Poe, Kafka, Tolstoy o Virginia Woolf. 


Einstein padecía Asperger. Sheldon Cooper igualmente en la ficción. No está claro pero parece que Mozart también.


El Greco una enfermedad en la vista sin definir que le hacía ver figuras alargadas. Touluse Loutrec tenía picnodisostosis tan grave que hasta le dio nombre a la enfermedad. Van Gogh era esquizofrénico y maniaco depresivo. A John Nash por la misma enfermedad le dedicaron una película. A Schubert se lo llevó la sífilis.


Dicen que Miguel Ángel sufría gota. Vemos como a Stephen Hawking lo consume la ELA. 


Steve Jobs tenía severos cambios de personalidad que inducen a pensar en el trastorno bipolar. 


No sé si pensar que la genialidad induce a una enfermedad o la enfermedad saca lo mejor del genio. Pero en ambos casos parece evidente que van unidas.


Publicado originalmente en LinkedIn el 9 de Octubre de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo, aquí tienes tu hueco, eres libre para hacerlo

CRISIS? QUÉ CRISIS?

Supertramp editó un álbum en 1975 titulado "Crisis? What Crisis?" La portada del álbum es muy significativa: un hombre toma el sol...